Las voces del fascismo italiano

Deja un comentario

19 de julio de 2013 por difundimos

03/07/2013

Hace unas semanas se falló el premio Wolfson de historia 2012, con un jurado presidido por Sir Keith Thomas e integrado además por Sir David Cannadine, Sir Richard Evans y Julia Smith. El galardón recayó en Susan Brigden por Thomas Wyatt: The Heart’s Forest (Faber &  Faber) y en Christopher Duggan por Fascist Voices: An Intimate History of Mussolini’s Italy (Bodley Head/Random House). Azar o no, Evans había publicado a principios de año una elogiosa crítica del volumen de Duggan en la LRB (aunque en ella daba cabida también a The Fascist Party and Popular Opinion in Mussolini’s Italy, la obra que Paul Corner publicó en Oxford). Dada la extensión de esta última, nos quedamos con las breves palabras, pero igualmente significativas, de Ruth Ben-Ghiat en las páginas de THE:

19

Un dicho popular en Italia refleja la manera en que los italianos de cierta generación optaron por recordar sus vidas durante la dictadura de Benito Mussolini: “Yo no estaba allí y, si estuve, estaba durmiendo”. Esta tendencia a evitarse la asociación con la dictadura fascista, ya sea por incomodidad moral o necesidad de supervivencia política, se tradujo después de la Segunda Guerra Mundial en una falta de voluntad colectiva de los italianos para dar cuenta de la dictadura y de sus múltiples crímenes. Sin juicios de Nuremberg (a pesar de su participación en el Eje y el Holocausto), ni proceso de descolonización (Italia perdió su imperio en el curso de su derrota en la Segunda Guerra Mundial) y con la ansiedad de la Guerra Fría por la gran importancia del Partido Comunista durante la posguerra en Italia, que hizo que los aliados fueran indulgentes en aras de la estabilidad, los italianos fueron capaces de asimilarse en el proceso de reconstrucción, lo que permitió que muchos evitaran reflexionar sobre el pasado.

Más de medio siglo después, sabemos mucho acerca de las instituciones del fascismo, sobre los principales actores, políticas y culturas, y en la última década también hemos llegado a saber más sobre su violencia, tanto en el interior como en las colonias. Muchos de estos estudios utilizaron un enfoque de arriba a abajo, y nos han reconstruido las redes de los partidos y las agencias estatales que buscaban reglamentar la vida de los italianos y controlar sus decisiones y movimientos cotidianos. Lo que todavía faltaba eran los relatos de esas experiencias cotidianas, contadas desde la perspectiva de los italianos comunes, y es aquí donde se sitúa el libro de Christopher Duggan.

Duggan utiliza una narrativa que traza hábilmente esas políticas e instituciones como trasfondo y contexto de los puntos de vista individuales. A través de este enfoque, Fascist Voices asume el reto de entender por qué el Duce y su régimen atrajeron a tantos italianos. El tono reflexivo que emplea el autor y su manejo sensible de las fuentes, que incluyen diarios, informes policiales de informantes y cartas enviadas a Mussolini, mejoran el libro, y su prosa clara hace que sea fácil de leer. Estas fuentes han sido a menudo desestimadas por los historiadores por no fiables -falsas adulaciones o denuncias para obtener algo del régimen- y el autor es claro en cuanto a sus limitaciones. A principios de 1930 la alfabetización italiana seguía siendo baja, por lo que quienes tenían el tiempo y la capacidad para escribir cartas eran aún muy pocos.

Duggan ha hecho un trabajo admirable al hacer que mujeres de todas las edades figuren en su coro de voces fascistas, y reconoce también el carácter contradictorio de esas voces. “Es perfectamente posible imaginar a alguien que encontrara muy natural ser mordaz sobre un aspecto del régimen en una conversación con amigos tomando una copa de vino o aguardiente y, sin embargo, en otra ocasión, en la intimidad de su casa, sentirse inspirado para escribir una carta de alabanza brillante y sincera al Duce”, escribe.

¿Qué le dicen sus fuentes? En los más de trece capítulos que van desde la creación del movimiento fascista por Mussolini después de la Primera Guerra Mundial hasta la liberación de Italia por los aliados en la primavera de 1945, nos enteramos de que el culto al Duce no fue solo un mero producto de la propaganda, sino que hubo un sentimiento de profundo apego hacia un hombre; que el partido fascista, por el contrario, fue a menudo impopular y que el reconocimiento masivo que tuvo la ocupación de Etiopía en 1936 y la creación del imperio italiano no declinó por las leyes raciales ni por la alianza nazi, sino por el empobrecimiento y las pérdidas causadas en el curso de la participación de Italia en la guerra.

Duggan nos ofrece en todo momento vivos retratos de squadrists, de maestros de escuela, de antifascistas (no sólo del famoso filósofo Benedetto Croce, sino de italianos corriente que corrían el riesgo de ser enviados a manicomios para eliminarlos de la sociedad) y de niños, entre ellos una joven que se pregunta por qué la soleada Italia necesitaba ir a África para tener “un lugar en el sol”. Esta “historia íntima” ofrece una nueva mirada sobre la Italia fascista y sobre los lazos que ataban a los italianos con Mussolini, algo de lo que no se podía hablar fácilmente después de 1945.

>> extraído de: http://clionauta.hypotheses.org/11498

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

APHU

18 de Julio 1825 apto.401 / Telefax 2401 4774 / HORARIOS: Miércoles y Viernes de 10.00 a 18.00 Hs. Skype: APHU.Uruguay

Asóciate a la APHU

Novedades por Whatsapp

Ingrese su correo electrónico para recibir las novedades de la APHU por email

Publica en la Revista

AHORA PUEDES PUBLICAR EN LA REVISTA DE LA ASOCIACIÓN

Ofrecemos a nuestros colegas (ya sean nacionales o extranjeros) la posibilidad de publicar artículos de investigación en nuestra REVISTA, la que cuenta con ISBN. Estos trabajos son revisados, previa publicación, por un comité de lectura compuesto por excelentes académicos del país. Por mas info click aquí

A %d blogueros les gusta esto: