Nazismo y religión

1

22 de abril de 2013 por difundimos

13/04/2013

El estudio de la relación entre el nazismo y la religión ha sido muy controvertido, centrándose la discusión al respecto en dos cuestiones fundamentales: por una parte, las posturas que sostuvieron los cleros protestante y católico y sus respectivas jerarquías frente a las políticas del Tercer Reich; por otra parte, el papel desempeñado por el paganismo, el misticismo y la escatología en la ideología del Partido Nazi y de sus líderes. Hitler y los líderes nazis hicieron uso de simbología cristiana y pagana en su propaganda ante el pueblo alemán, pero todavía se debate si Hitler se consideraba cristiano, pagano o de cualquier otra fe. Algunos historiadores lo han descrito como ocultista, mientras que otros autores han hecho hincapié en las referencias ocasionales del nazismo a la doctrina cristiana. La existencia de un Ministerio de Asuntos Eclesiásticos, creado en 1935 y dirigido por Hanns Kerrl, apenas tuvo reconocimiento por parte de ideólogos del partido como Alfred Rosenberg o por los principales dirigentes políticos de entonces. Éste último, de hecho, arremetía duramente contra la Iglesia Católica en su libro El mito del siglo XX, que fue incluido en el Index Librorum Prohibitorum.

22

A pesar de todo, se tiene constancia de que algunos cristianos creían que el nazismo era un movimiento cristiano. Incluso en los últimos años del Tercer Reich, clérigos protestantes y católicos continuaban pensando que el nazismo era, en su esencia, acorde con los preceptos cristianos. El 30 de abril de 1939, el Arzobispo Cesare Orsenigo, nuncio Papal en Berlín, celebra el cumpleaños de Hitler. Las celebraciones iniciadas por Pacelli, Papa Pio XII, se transformaron en una tradición. Cada 20 de abril el Cardinal Bertram de Berlín enviaba sus “más calurosas felicitaciones al Fuhrer en nombre de los obispos y las diósesis de Alemania con las fervientes plegarias que los Católicos de Alemania envían al cielo desde sus altares.” Los soldados nazis alemanes llevaban en sus hebillas la inscripción “Gott mit uns” (Dios con nosotros), todos menos Hitler.

El nacionalsocialismo dirigió su odio especialmente contra los judíos. Pero tampoco los cristianos escaparon a su persecución. Hubo muchos de ellos, católicos, protestantes y de otras confesiones, que opusieron resistencia. Pero también hubo quienes no sólo convivieron con el nacionalsocialismo, sino que lo apoyaron, creando, por parte de algunos protestantes, instituciones religiosas especiales del nacionalsocialismo. La jerarquía católica estaba muy dividida: unos obispos con el cardenal Bertram a la cabeza, pensaban que, para evitar persecuciones, era mejor contemporizar con el régimen; otros, con el futuro Cardenal van Galen, abogaban por la protesta abierta. Los obispos encargaron una publicación, un catecismo, contra el escrito de Rosenberg. Tras la toma de poder por parte de los nacionalsocialistas, el episcopado alemán se distanció del nacionalsocialismo, prohibiendo a los católicos formar parte del Partido nazi; también se prohibió a las agrupaciones nacionalsocialistas la participación en las procesiones. Todas las diócesis alemanes declararon en 1932 que la pertenencia al NSDAP “era incompatible con la fe cristiana“.

Nazismo y religión ¿un compromiso mal entendido?

Por su parte la Iglesia Evangélica Alemana (Deutsche Evangelische Kirche) (Luterana), condenó el Nazismo en 1934, lo que provocó un cisma en ella. Así, en mayo de 1934, la oposición al nazismo dentro de la Iglesia Evangélica Alemana dio origen a la Iglesia Confesante (la Bekennende Kirche) la que reunida en el Sínodo de Barmen, denunció como herética a la Iglesia del Reich (la Reichskirche), la misma Deutsche Evangelische Kirche, reconociendo a la ahora Iglesia Confesante (la Bekennende Kirche), a sus pastores y a sus congregaciones, como la única y legítima iglesia evangélica de Alemania. El texto de la declaración, cuyo autor principal fue el aclamado teólogo congregacional, reformado suizo Karl Barth, reafirmó que todo Estado estaba limitado por los mandamientos de Dios. También bajo el liderazgo del pastor luterano Martin Niemöller, se fundó la Liga de Emergencia de Pastores para ayudar a clérigos de ascendencia judía, pero rápidamente se convirtió en lugar de disidencia contra el nazismo.

>> extraído de: http://factoriahistorica.wordpress.com/2013/04/13/nazismo-y-religion/

Anuncios

Un pensamiento en “Nazismo y religión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

APHU

18 de Julio 1825 apto.401 / Telefax 2401 4774 / HORARIOS: Miércoles y Viernes de 10.00 a 18.00 Hs. Skype: APHU.Uruguay

Asóciate a la APHU

Novedades por Whatsapp

Ingrese su correo electrónico para recibir las novedades de la APHU por email

Publica en la Revista

AHORA PUEDES PUBLICAR EN LA REVISTA DE LA ASOCIACIÓN

Ofrecemos a nuestros colegas (ya sean nacionales o extranjeros) la posibilidad de publicar artículos de investigación en nuestra REVISTA, la que cuenta con ISBN. Estos trabajos son revisados, previa publicación, por un comité de lectura compuesto por excelentes académicos del país. Por mas info click aquí

A %d blogueros les gusta esto: